Español  |  English  |  Français
linkedIn

ACCESO A ZONA PRIVADA

 Usuario
 Contraseña
 
Asociación Española de Fabricantes de Ladrillos y Tejas de Arcilla Cocida Contacto
BUSCAR  
· Inicio >  > Boletín Abril 2009 > Técnicas constructivas

SECCIÓN TÉCNICA STRUCTURA. Características constructivas del sistema Structura

Artículo de la arquitecto Concepción del Río

La principal característica constructiva del Sistema “Structura” es la eliminación del conflicto que supone el encuentro de la hoja exterior del cerramiento con los elementos estructurales del edificio.

La hoja exterior del cerramiento se construye sin interrumpir su continuidad en toda la altura que permita el cálculo y en toda la longitud limitada por la necesidad de juntas verticales de movimiento. El espesor del cerramiento no se estrangula al paso por forjados o soportes.

Su posición respecto de la estructura del edificio es tangente a la tabica exterior de los forjados, por lo que no se precisan plaquetas de revestimiento del frente de los mismos, ni cortes o piezas especiales para ajustar el replanteo a la altura de cada planta. Además se puede conseguir un perfecto plomo y planeidad, con independencia de las tolerancias geométricas de la estructura.

La sustentación en el arranque se realiza sobre un elemento estructural que, a efectos del análisis puede considerarse de rigidez infinita. Esta situación puede corresponder al arranque del cerramiento sobre la cabeza de un muro de sótano, una solera de hormigón, una viga de borde de forjado o una zapata corrida de cimentación. Si hubiere soportales o grandes huecos en planta baja, puede arrancar sobre una viga cargadero, con suficientes puntos de anclaje a la estructura del edificio1.

La condición de entrega en los forjados o soportes se sustituye por dispositivos de anclaje, que se colocan previamente, por lo que es posible supervisar su correcta puesta en obra con anterioridad a la ejecución del muro. Este proceso constructivo de conexión evita que los forjados y soportes se acusen al exterior.

Si la hoja exterior se separa convenientemente de la estructura del edificio se puede conseguir una cámara de aire continua que, a su vez, puede estar ventilada o no, según se precise para cumplir el resto de condiciones relativas a la eficiencia higrotérmica del cerramiento.

Con el Sistema “Structura” es posible construir la hoja exterior, tanto si es pasante como si es ventilada, siguiendo el mismo proceso que en las soluciones convencionales.

Para construir la hoja exterior desde dentro del edificio basta con disponer los dispositivos de anclaje y revestir los frentes de forjado y soportes con material aislante, previamente a la ejecución de la fachada, en la que se incorporan las garras de los anclajes y la armadura de tendel que se precise por cálculo, a medida que se levanta el muro por el procedimiento habitual. De esta forma el caravistero no tiene que coordinar su trabajo con ningún operario de otro oficio.

La hoja interior se realiza en último lugar. El aislamiento térmico puede alojarse en la cámara continua, o puede colocarse adosado a la hoja interior, revistiendo previamente con material aislante los frentes de soportes y forjados; en este último caso no se precisa la continuidad de la cámara, y la hoja exterior del cerramiento puede colocarse tangente a la estructura del edificio, sin separación significativa entre ambos elementos.

Tanto si la fachada es pasante como si es ventilada, es fundamental que el aislamiento quede lo más próximo posible de la hoja interior. Esto se puede conseguir colocando planchas rígidas procurando que quede la distancia necesaria de cámara mediante separadores, o utilizando para la hoja interior piezas cerámicas de gran formato que llevan el aislamiento incorporado por una de las caras. Son piezas machihembradas, que se reciben con yeso. El panel aislante o, en su caso, el machihembrado de las piezas de la hoja interior evitan la caída de pasta en la cámara, que queda perfectamente limpia.

Características estructurales

La continuidad constructiva de la hoja exterior del cerramiento, que caracteriza el Sistema “Structura”, se traduce en la continuidad de acción gravitatoria debida a su propio peso, lo que origina que la fábrica trabaje en buena medida a compresión, que constituye el comportamiento estructural más eficaz de los materiales pétreos. En la misma medida, el contrarresto de las acciones horizontales se consigue reduciendo el coste en armaduras adicionales y el riesgo de fisuración.

El modelo estructural de referencia para el análisis de la hoja exterior es el modelo placa sustentada en los cuatro bordes, con cargas perpendiculares a su plano, que es el modelo más rentable de los sancionados por el Código Técnico. Los dispositivos de anclaje a soportes y forjados suministran la reacción necesaria en las sustentaciones frente a las acciones horizontales.

La reacción selectiva que suministran los anclajes permite el control de todos los movimientos y esfuerzos del cerramiento, lo que supone poder realizar un análisis y dimensionado estricto, optimizando al máximo el coste de la solución.

Características higrotérmicas

La principal característica del Sistema “Structura” relacionada con el comportamiento higrotérmico del cerramiento es la eliminación del puente térmico en los frentes de forjados y soportes, debido a que se puede dar continuidad al aislamiento. Si los requisitos de impermeabilidad lo aconsejan, además se puede dotar de ventilación a la cámara, consiguiendo una fachada que participa de las principales ventajas de las fachadas ventiladas y de otras adicionales por tener como material de acabado el ladrillo cara vista.

1) En el caso de arranque sobre elementos flectados (viga de forjado, zapata corrida o viga cargadero) la condición de rigidez infinita supone limitar la flecha activa del elemento al valor de 1/1000 de la luz.

© Hispalyt 2014 · C/ Orense, 10 - 2ª Planta, Ofic. 13-14 28020 MADRID · Tel: 917 709 480 · Fax: 917 709 481 · E-mail: hispalyt@hispalyt.es