ACCESO A ZONA PRIVADA

Entrevista a Francisco José Morant, presidente de Hispalyt

Foto: Asamblea General de Hispalyt en La Rioja (2017)

Francisco José Morant es el administrador de Hijos de Francisco Morant, s.l. En el año 2017 inició su mandato como presidente de Hispalyt. 

En abril de 2017 asumió el cargo de presidente de Hispalyt, ¿cómo afronta esta etapa? ¿cuáles son sus perspectivas de cara a los próximos años?

Para mí es una etapa que encaro con ilusión y con una gran motivación por continuar la buena labor del anterior presidente y de todo el equipo que integra Hispalyt. Venimos de unos años que han sido críticos para nuestro sector, pero parece que por fin empieza a asomar la recuperación económica, y espero que pronto la cerámica roja vuelva a ocupar el importante lugar que tradicionalmente ha tenido en nuestra arquitectura. Para lograr este propósito, creo que es necesario que todos los fabricantes que integramos este sector aunemos nuestros esfuerzos y caminemos de la mano. Una de las labores de Hispalyt es precisamente coordinar la energía y las ideas de todos los socios, y mi propósito como Presidente es continuar incentivando y apoyando ese trabajo.

Además, este año la asociación cumplirá nada más y nada menos que 50 años. Es una cifra importante que demuestra que la cerámica estructural ha estado presente en diferentes etapas de la historia de nuestro país, adaptándose a los cambios y evolucionando con las tendencias arquitectónicas y las normativas de cada época.

Desde hace algunos meses leemos noticias y datos que apuntan a una reactivación en la construcción. ¿Cuál es su opinión al respecto, como fabricante y como presidente de Hispalyt?

Es verdad que existe un cierto optimismo y no es para menos, porque después de unos años muy duros, desde el 2015 la tendencia ha vuelto a ser positiva. La construcción se ha reactivado y algo se nota. Por ejemplo, en 2017, aunque aun no hay datos definitivos, se han concedido entorno a 80.000 visados para nuevas viviendas. Este dato está muy bien si pensamos en las 35.000 viviendas del año 2013. Sin embargo, para poder hablar claramente de recuperación serían necesarias unas cifras de crecimiento más elevadas y continuadas en el tiempo.

En cuanto a los fabricantes, el 2016 fue el segundo ejercicio consecutivo desde que empezó la crisis en el que se experimentó una subida en los datos de producción y facturación. El año 2014 el sector tocó fondo y desde entonces nos encontramos en una incipiente recuperación, que avanza lentamente. Confiamos en que ese movimiento que se aprecia en el sector inmobiliario se traduzca en una reactivación de la demanda de los productos de cerámica estructural.

¿Qué acciones se están impulsando, por parte de los fabricantes de cerámica estructural, para contribuir a la recuperación del sector?

Los fabricantes de ladrillos y tejas creemos que la innovación es fundamental para la recuperación del sector, y es por eso que llevamos años realizando fuertes inversiones en I+D+i. Esta inversión nos ha permitido ofrecer unos productos con unas prestaciones cada vez mejores, más eficientes y sostenibles, adaptados a las últimas tendencias arquitectónicas y a la nueva normativa. Algunos ejemplos son el sistema Silensis-Cerapy, paredes de ladrillo con un alto aislamiento acústico; el sistema Structura de fachadas autoportantes de ladrillo cara vista; o las cubiertas ventiladas de teja cerámica. Podría citar muchos más, como los bloques Termoarcilla ECO rectificados, los tejidos cerámicos Flexbrick o los sistemas de aislamiento térmico por el exterior SATE con acabado cerámico para la rehabilitación de viviendas.

¿Y desde Hispalyt, qué estrategias se están siguiendo para incentivar el impulso del sector de ladrillos y tejas?

En primer lugar, hay que decir que es loable la implicación de Hispalyt en el desarrollo de nuevos proyectos y su apuesta por la sostenibilidad. Me parece muy importante la trascendental tarea divulgativa que llevan a cabo, para que los profesionales del sector conozcan las características y ventajas de los nuevos productos y sistemas constructivos cerámicos. Desde la asociación se han editado y se continúan editando numerosas publicaciones sobre el diseño y la puesta en obra de los productos y sistemas constructivos cerámicos. Además, se organizan Jornadas Técnicas y se presta un servicio de asesoramiento técnico al profesional. Lo que se intenta, con todo esto, es facilitar la labor al prescriptor, para que tenga toda la información técnica que necesita y así pueda elegir los materiales más adecuados para sus proyectos.

Otro importante campo de trabajo para la asociación ha sido demostrar que la construcción de edificios con materiales cerámicos es totalmente respetuosa con el medioambiente. En 2017, Hispalyt desarrolló la Declaración Ambiental de Producto de cada una de las familias de productos cerámicos, en todo su ciclo de vida (cuna a tumba).

La Administración, tanto la estatal como las administraciones locales y autonómicas, tienen un importante papel en el impulso de la economía, y particularmente en la promoción de la vivienda y la construcción. ¿En qué dirección se trabaja con los diferentes gobiernos? ¿Qué medidas serían de ayuda para el sector cerámico?

A nivel estatal, una de las acciones de gobierno que más nos afecta es la elaboración del Plan Estatal de Vivienda 2018-2021. Desde Hispalyt nos gustaría que esta iniciativa incluyera ayudas específicas a las actuaciones en cubierta. Actualmente, la mayor parte de subvenciones en este ámbito obligan a que los trabajos realizados consigan una reducción del 30% de la demanda energética del edificio. Esto supone que una comunidad de vecinos, para poder acogerse a las ayudas, tiene que emprender una reforma de considerable envergadura. Si se incluyesen las ayudas a cubiertas, que suponen un ahorro del 8% de la demanda energética, se posibilitaría que muchas comunidades pudiesen, al menos, acceder a esta reforma. Esto supondría una gran mejora para muchos edificios que ahora quizás se quedan fuera de las ayudas, y además podría solucionar otros problemas adicionales que se originan en las cubiertas de los edificios, como las humedades.

Otra de las medidas que consideramos prioritarias es que las Comunidades Autónomas adapten la normativa urbanística para integrar las novedades de la Ley 8/2013 de rehabilitación, regeneración y renovación urbanas (RRR) e incluyan en la actualización de dicha normativa un articulado sobre edificabilidad basada en la superficie útil de los edificios, y no en la superficie construida como hasta ahora. Actualmente, el parámetro que sirve para decidir entre una solución constructiva u otra es el del espesor, debido a que en la normativa de urbanismo de las Comunidades Autónomas el cálculo de edificabilidad está basado en la superficie construida. Con nuestra propuesta se evitaría la situación anterior al evitar que el parámetro que sirva para decidir entre una solución constructiva u otra sea el del espesor y así se fomentaría el empleo de las soluciones constructivas de mayor calidad.

Cambiemos de tema. Durante los últimos años, han surgido nuevas preocupaciones en el sector de la construcción, como la eficiencia energética de los edificios, de la que se va a hablar mucho en los próximos años. ¿Qué acciones se están llevando a cabo desde Hispalyt para adaptarse a estos nuevos tiempos?

Desde Hispalyt somos muy conscientes de que la construcción de edificios de consumo casi nulo es una de las prioridades de cara a los próximos años. Sin ir más lejos, este año entrará en vigor el nuevo DB-HE del Código Técnico de la Edificación, y los edificios de consumo de energía casi nulo van a ser una realidad. Y en esto los materiales cerámicos tienen mucho que aportar.

Vuelvo a hacer mención a los nuevos sistemas constructivos cerámicos, porque son soluciones óptimas para el cumplimiento de las nuevas exigencias térmicas del Código Técnico de la Edificación, que además entrarán en vigor a partir de este año. La fachada STRUCTURA-G.H.A.S. es idónea para la construcción de edificios de alta eficiencia energética. Se han construido ya más de 300 obras con fachada autoportante de ladrillo cara vista, y se ha demostrado que cumple incluso con los más exigentes estándares Passivhaus. También podríamos hablar de la cubierta ventilada de teja cerámica, un tipo de cubierta novedoso en España que tiene grandes ventajas frente a la cubierta tradicional. De hecho, esta solución se ha utilizado en la primera casa certificada como Edificio de consumo de Energía Casi Nulo de España.

Por otro lado, Hispalyt está implicada en los principales foros de debate y asociaciones del ámbito de la eficiencia energética. Recientemente ha participado en el IV Congreso Edificios de Consumo Casi Nulo y en la 9ª Conferencia Passivhaus, y este año volverá a estar presente.

Hispalyt acaba de adherirse, junto con el Consorcio Termoarcilla, al Pacto por la Economía Circular, impulsado por el Ministerio de Agricultura y Medio Ambiente y el Ministerio de Economía e Industria. Esta iniciativa tiene por objetivo liderar la transición hacia un nuevo modelo económico más sostenible, reduciendo la generación de residuos al mínimo. ¿Cuál es el papel de los fabricantes de ladrillo y teja? ¿Qué medidas está tomando el sector para garantizar la sostenibilidad de sus productos?

Hispalyt se ha adherido a este Pacto para reforzar el compromiso de nuestro sector con el desarrollo sostenible y la protección del medioambiente. Los objetivos de Hispalyt se identifican plenamente con los de esta iniciativa, como lo demuestra, por ejemplo, el desarrollo de las Declaraciones Ambientales de Producto, las llamadas “DAP”.

Las DAP son certificaciones voluntarias que proporcionan información clara y rigurosa sobre los productos de construcción, para la evaluación del rendimiento ambiental de los edificios u obras. Hispalyt ha desarrollado las DAP de los diferentes materiales cerámicos de todo su ciclo de vida, demostrando que ofrecen el máximo respeto al medioambiente. Todas estas declaraciones han sido verificadas y registradas en el programa GlobalEPD de AENOR.

Además, Hispalyt también se ha adherido recientemente a la plataforma Green Building Council España (GBCe), que precisamente tiene como objetivo impulsar en nuestro país una transformación hacia una edificación más sostenible.

Nuestro sector tiene un gran compromiso con la sostenibilidad. Los productos cerámicos son materiales 100% naturales (tierra, fuego y agua) y ecológicos. El uso de los mismos en edificios desde la antigüedad hasta nuestros días demuestra el equilibrio en cuanto a los aspectos medioambientales, sociales y económicos de este tipo de materiales.

Hispalyt es una entidad reconocida entre los profesionales del sector por su labor formativa, ¿qué actividades hay previstas para el 2018?

En este año que acaba de empezar se van a convocar diferentes jornadas técnicas tanto en la sede de Hispalyt como en otros foros de toda España. Estas jornadas están dirigidas a cualquier profesional del sector, y algunas de sus temáticas son: “Fachada Structura para edificios de consumo de energía casi nulo”, “Nueva arquitectura cerámica con cubierta ventilada de teja cerámica”, “Silensis-CERAPY, paredes de ladrillo con revestimientos de placa de yeso”, “Cubiertas con tablero cerámico y otras aplicaciones” o “Forjados cerámicos”.

Además, este año se pondrán a disposición de los profesionales del sector, 162 nuevos objetos y detalles BIM desarrollados por el departamento técnico de Hispalyt durante 2017. La nueva biblioteca BIM incluirá 97 sistemas de fachada, 26 sistemas de medianerías, 31 sistemas de cubiertas, 6 sistemas de forjados y 2 sistemas de pavimentos, que se añaden a los 80 objetos y detalles ya existentes sobre paredes de ladrillo Silensis.

¿Qué otras acciones de difusión de los productos cerámicos pondrá en marcha Hispalyt a lo largo de 2018?

Sin duda, una de las acciones más importantes que estamos teniendo este año son los Premios de Arquitectura de Ladrillo y Teja, que cuentan ya con un gran prestigio entre los profesionales del sector. Estos premios se convocan cada dos años, y hace apenas una semana se anunciaron las obras premiadas de la edición 2015-2017. Estos premios nos permiten dar a conocer obras singulares y modernas realizadas con ladrillo y con teja. Las obras que se presentan a estos premios demuestran que la cerámica continúa siendo un material de vanguardia, adaptado al presente y con muchas posibilidades arquitectónicas.

Además, las actividades del Foro Cerámico Hispalyt están funcionando ya a pleno motor. El Foro representa el enlace entre la industria de la cerámica estructural y las Escuelas de Arquitectura, y nos permite conectar con las nuevas generaciones de arquitectos, en un intercambio muy enriquecedor para las dos partes. Las actividades que se organizan son: el Concurso de proyectos, el Premio PFC/TFM, el Premio TFG/Textos de investigación, las Conferencias ‘Lecciones aprendidas’, visitas a fábricas del sector y jornadas sobre los nuevos sistemas constructivos con materiales cerámicos.

Para finalizar, recordamos que en abril se cumplirá su primer aniversario al frente de la presidencia de Hispalyt. ¿Cuál es su balance de este primer año?

Como ya he comentado al principio, hace un año asumí esta nueva responsabilidad con mucha ilusión y motivación. Y mi sensación sigue siendo la misma. En este tiempo, he podido comprobar de primera mano todo el esfuerzo que se lleva a cabo día a día en la asociación, ya que hay muchos proyectos en marcha. Tengo una gran confianza en el equipo que conforma Hispalyt, en el que hay grandes profesionales. Además, en mi papel como presidente cuento con el apoyo de nuestro Comité Ejecutivo, que es el verdadero órgano de decisión de nuestra organización, y que se encarga de debatir y buscar las mejores soluciones posibles para el sector.

Me gustaría terminar recordando que tenemos ante nosotros importantes retos y desafíos, pero también muchas oportunidades para innovar y continuar mejorando. Se están abriendo nuevos espacios y ámbitos en los que nuestro sector va a estar presente. Lo esencial es que, al concluir todo el proceso constructivo, el consumidor final esté satisfecho, y eso es algo en lo que influye mucho la elección de los materiales. En ese sentido, los productos cerámicos ofrecen una gran calidad y muy buenas prestaciones: resistencia mecánica, aislamiento térmico, aislamiento acústico, ahorro de costes y energía, facilidad de colocación, respeto al medioambiente… Y en eso es en lo que tenemos que continuar insistiendo.

BOLETÍN ELECTRÓNICO

Suscríbase aquí GRATIS y reciba todos los meses en su correo electrónico el boletín de noticias de Hispalyt.

  • Hispalyt 50 años
  • Exposición productos
  • Asóciate
  • V Congreso EECN
  • Banner Foro 2018-2019
  • Premios_Lad_Teja_XIV_III