ACCESO A ZONA PRIVADA

Cubierta inclinada de tablero cerámico sobre viguetas autoportantes

En este Boletín electrónico, os hacemos llegar un resumen del Capítulo 6.2. Cubiertas sobre viguetas autoportantes, del “Manual de diseño y ejecución de cubiertas con tablero cerámico y otras aplicaciones”, que puede descargarse de forma gratuita en el apartado Documentación técnica > Publicaciones de la página web de Hispalyt. Este manual define las características y reglas de montaje de las cubiertas realizadas con tableros cerámicos, y también se detallan otras aplicaciones del mismo.

6.2.2. Colocación del tablero sobre viguetas autoportantes

A efectos de conseguir la retención de los tableros en la parte inferior del faldón de la cubierta, se deberá proyectar un perfil de borde (angular, gancho, etc.).

El perfil de borde irá soldado a las viguetas en la parte inferior del faldón, y deberá tener la altura de los componentes a los cuales ha de retener. Generalmente, dicho perfil servirá para la retención de los tableros, los cuales irán simplemente apoyados sobre las viguetas, y para el encofrado de la losa de hormigón.

Imagen: Perfil de borde para sujetar los tableros en cubierta sobre viguetas autoportantes

En el caso de que la cubierta sobre viguetas metálicas tenga pendientes superiores al 60% los tableros deberán estar fijados mediante perfiles o ganchos, al menos una de cada cuatro hiladas.

Imagen: Cubierta sobre viguetas autoportantes con pendiente superior al 60 % con perfiles sujetando los tableros cada cuatro hiladas

El tablero se colocará de abajo a arriba por hiladas horizontales, apoyando 2 cm como mínimo en las viguetas autoportantes.

Los tableros se colocarán en seco encajándose unas hiladas con otras mediante el machihembrado de la pieza cerámica. En este caso, se considera adecuado el apoyo directo del tablero sobre las viguetas, sin necesidad de colocar una tira de papel fuerte o satinado sobre las viguetas, pues los tableros están desolidarizados de la vigueta y pueden moverse libremente, dada la planeidad de las superficies de las viguetas que garantiza la ausencia de adherencia.

Con el fin de garantizar una correcta transmisión de las cargas de la losa de hormigón a las viguetas autoportantes, entre los tableros de tramos contiguos se deberá dejar una separación que se rellenará con el hormigón de la losa superior.

En el caso de que se empleen tableros de corte recto, dicha separación será de al menos 2 cm, pudiendo reducirse dentro del intervalo de 1,5 cm a 2 cm, cuando en el hormigón de la losa se empleen áridos de tamaño máximo 8 mm.

En el caso de que se empleen tableros biselados o escalonados, la separación entre tableros de tramos contiguos, deberá ser de al menos 1 cm.

Imagen: Apoyo del tablero en cubierta sobre viguetas autoportantes para hormigonado de la losa

Por ello, cuando el ala de la vigueta sea menor de 6 cm, y la separación entre tableros de tramos contiguos no pueda ser mayor de 1 cm, los tableros deben ser biselados o escalonados, para que la losa de hormigón conecte con la vigueta y exista una correcta transmisión de la carga.

Imagen: Apoyo del tablero biselado o escalonado en cubierta sobre viguetas autoportantes

Los cortes de los tableros, para adaptarse a limatesas y limahoyas o separaciones menores de su longitud en los bordes, se realizarán con máquinas de precisión (radial, etc.) evitando la ejecución por golpeo con el pico de la paleta y rechazando las piezas agrietadas o fisuradas.

Al llegar a los elementos sobreelevados de la cubierta, el tablero apoyará en los elementos perimetrales que se coronarán con una superficie inclinada igual a la pendiente del faldón y quedará separado de los mismos 4 cm para permitir el paso del aislamiento.

En la coronación de caballetes y limatesas los tableros se ajustarán a la arista de coronación, constituyendo este punto el origen de replanteo, colocando los tableros cortados, si son necesarios, en la hilada anterior a la de terminación. La junta en forma de V que se produce se rellenará con mortero, de forma previa a la aplicación de la losa de hormigón.

Imagen: Apoyo del tablero sobre caballete en cubierta sobre viguetas autoportantes

La separación entre tableros en la limahoya dependerá del elemento empleado para la recogida de agua en la limahoya. En el caso de que se empleen láminas impermeables flexibles para la formación de la limahoya, será suficiente dejar una separación de 3 cm entre los tableros. Sin embargo, cuando se empleen canalones rígidos, en función del caso, podrá ser necesario ampliar dicha separación para introducir el canalón entre los tableros.

6.2.3. Ejecución de la losa de hormigón armado

Sobre el plano que constituyen los tableros cerámicos se colocará una losa de hormigón armado. Tanto el tablero cerámico, que hace de encofrado perdido, como la losa de hormigón se consideran como partes del elemento estructural, al tratarse del caso de cubiertas sobre viguetas autoportantes.

El mallazo de la losa de hormigón se colocará con la cuantía y recubrimientos reflejados en el apartado 5.2.2 de este manual. Como norma general, se considera:

  • Hormigón H-25 y mallazo B-500-S.
  • Recubrimiento: inferior de 1,5 cm y superior de 2,5 cm, según artículo 37.2.4 y tabla 37.2.4.1.a de la EHE-08, asimilando el tablero cerámico a 1 cm de recubrimiento en la cara inferior.
  • Espesor mínimo de la losa: 4 cm + espesor del mallazo (dependiendo del cálculo estructural).

Para garantizar la planeidad necesaria se recomienda realizar la losa de hormigón maestreada, con separaciones entre maestras de un metro y medio aproximadamente para definir el espesor de la losa, no admitiéndose variaciones superiores a 1 cm con respecto al plano teórico.

Imagen: Losa de hormigón con maestras en cubierta sobre viguetas autoportantes

Más información: Manual de diseño y ejecución de cubiertas con tablero cerámico y otras aplicaciones

BOLETÍN ELECTRÓNICO

Suscríbase aquí GRATIS y reciba todos los meses en su correo electrónico el boletín de noticias de Hispalyt.

  • Exposición productos
  • Objetos BIM
  • Banner Foro 2019-2020