ACCESO A ZONA PRIVADA

Jacobo Murillo y Belén Lahuerta, ganadores ex aequo Concurso Proyectos Foro Cerámico Hispalyt 2018-2019

Jacobo Murillo y Belén Lahuerta de la Escuela de Arquitectura de Zaragoza son los ganadores ex aequo del Premio Nacional del Concurso de Proyectos del Foro Universitario Cerámico Hispalyt del curso 2018/2019, que consistía en diseñar un centro de información sobre la Almadraba en Tarifa (Cádiz) con fachadas de ladrillo cara vista.

 

El proyecto que presentaron Jacobo Murillo y Belén Lahuerta fue valorado tanto por su simplicidad constructiva como por lo proporcionado de las dimensiones del edificio con respecto a las situaciones que resuelve: la conexión con la ciudad, con el puerto y con el mar, obteniéndose unos espacios adecuados para el uso propuesto. Se valora la búsqueda de la relación sincera entre construcción, espacio, programa y presencia; todo como un proyecto unitario.

1. ¿Qué aspecto del proyecto os ha resultado más interesante? ¿Cuál más complejo?

En este proyecto, para nosotros, el más interesante como el más complejo de los aspectos ha sido el mismo, conseguir una correcta relación con la ciudad, no solo de la arquitectura con el entorno sino también la relación de la propia obra expuesta, acercar el conocimiento sobre la técnica de la almadraba, algo que nosotros consideramos como una herencia del pueblo, era nuestro principal objetivo.

La ubicación planteaba unos condicionantes debido al desnivel entre el puerto y la ciudad, lo que nos podría haber limitado, pero desde un principio nos propusimos no darle la espalda y conseguir que el proyecto actuase como un intercambiador entre las dos cotas.

2. La simplicidad constructiva es algo que los jurados suelen alabar año tras año en el Concurso de Proyectos. ¿Por qué creéis que en arquitectura es importante la máxima de que “menos es más”?

Ya desde la escuela se nos viene mostrando que cuando se trabaja bajo ese principio el resultado suele reflejar una arquitectura más sincera, en la que lo esencial cobra el protagonismo que le corresponde.

Esta forma de trabajar al final deriva en simplificar, lo que nos lleva a resolver los problemas eliminando lo que no sirve, aspirando a resolver muchos problemas con pocos gestos.

3. El Concurso del Foro Cerámico proponía la utilización del ladrillo cara vista. ¿Qué percepción tenéis de este material? ¿Qué ventajas creéis que puede aportar?

A pesar de ser uno de los materiales más utilizados desde siempre, parece que la arquitectura contemporánea se ha olvidado del ladrillo y la cerámica, un material con una gran carga cultural capaz de ofrecer un sinfín de soluciones. Además, tras conocer su origen sostenible y que posee unas características que favorecen el confort y la seguridad creemos que debería tener un uso más extendido.

Como estudiantes, valoramos mucho la experiencia de haber participado en un concurso como el organizado por Hispalyt en el que se exige la utilización del ladrillo, lo que nos ha motivado a investigar y experimentar en su uso, dándonos cuenta de que solo nos veíamos limitados por nuestra creatividad.

4. Este proyecto se ubicaba en la Almadraba de Tarifa, un entorno con unas características, tanto ambientales como urbanísticas, muy específicas. ¿Cómo han influido estos condicionantes a la hora de concebir vuestro proyecto?

La situación de que el proyecto se ubicase en el puerto de Tarifa supuso que además del uso como centro de exposiciones, nos planteásemos de alguna manera darle un servicio al puerto. De esta forma decidimos extender el programa con un conjunto de vestuarios en los que tras terminar la faena los trabajadores del puerto pudiesen asearse.

El ambiente y clima del lugar hizo que optásemos por el diseño de un conjunto de cubiertas y celosías que permitiesen el paso de las brisas provenientes del mar, lo que condicionó el uso de distintos aparejos.

5. ¿Os habéis presentado a otros concursos nacionales o internacionales de arquitectura? ¿Les recomendaríais a otros alumnos participar en este tipo de certámenes?

El concurso Hispalyt es el primero al que nos presentamos, pero desde entonces ya hay un par más en los que estamos trabajando, esperemos que terminen con tan buen resultado.

Desde luego que lo recomendamos, el hecho de presentarse a certámenes de este tipo hace que aumente mucho la exigencia sobre uno mismo y la ambición por superarse, además de poder conocer el trabajo de otros compañeros de diferentes escuelas. 

6. Como futuros o jóvenes arquitectos, ¿cuáles son para vosotros los principales retos en el sector de la edificación y la arquitectura?

Quizá, uno de los mayores retos que tengamos, sea recuperar la identidad de una arquitectura que sufre las consecuencias de la globalización. La altísima competencia acompañada de una situación socioeconómica cambiante son aspectos que se ven reflejados directamente en la arquitectura y deben ser utilizados como oportunidades en la búsqueda de un estilo propio.

7. Tanto en la arquitectura moderna, como a lo largo de la historia, existen muchas obras emblemáticas que emplean el ladrillo como material protagonista. ¿Destacaríais alguna, que os guste especialmente, o que os haya servido como referente?

Más que una obra específica, a quienes hemos tenido siempre como referentes en el uso del material ha sido a Alvar Aalto y a Rafael Moneo, de quienes destacamos el altísimo rigor con el que han trabajado el ladrillo.

BOLETÍN ELECTRÓNICO

Suscríbase aquí GRATIS y reciba todos los meses en su correo electrónico el boletín de noticias de Hispalyt.

  • Exposición productos
  • Objetos BIM
  • Banner Foro 2019-2020