ACCESO A ZONA PRIVADA

Entrevista a Alfredo Sanz Corma, presidente del Consejo General de la Arquitectura Técnica

Nacido en Castellón en 1961, Alfredo Sanz Corma es arquitecto técnico por la Universidad Politécnica de Valencia y ejerce la profesión desde 1989. Ha desarrollado gran parte de su carrera como funcionario en el Ayuntamiento de Vila-real (Castellón), donde ocupó el cargo de teniente alcalde y concejal delegado de Urbanismo, Vivienda e Industria entre los años 2007 y 2011.

Sanz Corma ha sido Presidente del Colegio Oficial de Aparejadores, Arquitectos Técnicos e Ingenieros de Edificación de Castellón desde 2005 hasta 2018 y también ha sido Presidente del Consejo Autonómico de Colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos de la Comunidad Valenciana.

  1. En la última década hemos experimentado una caída del ritmo de construcción en España. No obstante, desde 2013 se observa una mejora cíclica del sector, con un aumento progresivo de los visados de obra nueva y un alza en el volumen de transacciones. ¿Qué aprendizaje puede sacar el sector de estos 10 años?

El aprendizaje de no repetir errores del pasado que nos puedan llevar a una situación similar a la pasada. Por una parte, se ha demostrado que la construcción desaforada de viviendas no conduce a nada. Todos los profesionales de la edificación somos conscientes, en mayor o menor medida, de que nuestro sector debe estar basado en un paradigma de sostenibilidad, calidad y habitabilidad.

Durante este tiempo de descenso de la actividad también hemos aprendido la importancia de la formación continua en nuestra profesión de tal forma que estamos preparados para hacer frente a los nuevos retos tecnológicos y a las necesidades cambiantes de una sociedad que evoluciona continuamente.

  1. El escenario profesional de arquitectos y arquitectos técnicos ha cambiado mucho en esta última década. Han sido unos años de grandes retos, pero imaginamos que también han surgido nuevas oportunidades. ¿En qué punto se encuentra ahora la profesión de arquitecto técnico?

La profesión es en estos momentos una de las carreras con más salidas y situada entre las de mayor demanda en los próximos años, según diversos estudios realizados. Los arquitectos técnicos están preparados para dar respuesta a nuevos requerimientos como edificaciones más sostenibles, accesibles, eficientes, saludables y confortables.

Depende de nosotros que las ideas reflejadas por un arquitecto en un plano se materialicen en un proyecto tangible, en un edificio habitable y de calidad para sus usuarios. Esta responsabilidad cada vez es más reconocida y apreciada socialmente, aunque todavía nos queda camino por recorrer.

  1. Desde el año 2016, se ha retomado la organización de CONTART, la Convención de la Edificación, que había dejado de celebrarse durante siete años. ¿A qué obedece esta decisión? ¿Cuál es el balance de las últimas ediciones de Granada en 2016 y Zaragoza en 2018?

El parón de la actividad del sector influyó en un descenso también de las jornadas, congresos y encuentros de profesionales. CONTART, la convención Técnica y Tecnológica de la edificación, nos ha enseñado que es fundamental que, sea cual sea el momento de la profesión y de la coyuntura económica del país, debemos esforzarnos por tener este tipo de encuentros bienales que sirven para compartir las últimas tendencias de especialización que se impondrán en los últimos años. Los dos últimos celebrados, Granada 2016 y Zaragoza 2018, son la prueba de la viabilidad de este tipo de Congresos que cuenta cada año con más asistentes profesionales y con una mayor calidad de las aportaciones científicas.

La industria también se ha dado cuenta de la calidad de las convenciones y CONTART tiene cada vez más apoyos de empresas del sector que quieren participar en este tipo de encuentros profesionales para mostrar sus materiales y sistemas más novedosos.

  1. El CGATE se ha volcado en la difusión de la metodología LEAN, con la edición de la guía “LEAN CONSTRUCTION y la planificación colaborativa”. ¿En qué puede ayudar a los arquitectos técnicos esta metodología?

El CGATE se ha posicionado claramente en la difusión de las nuevas tecnologías y LEAN Construction es un método ideado para facilitar la planificación de las obras de construcción, potenciando el trabajo colaborativo entre todos los agentes intervinientes y mejorando los procedimientos. Last Planner® System, la herramienta sobre la que hemos realizado la guía (y que tendrá cuatro volúmenes más) es clave para implantar el método LEAN y se define como un sistema de planificación y control de la producción para proyectos de construcción. Es también un estándar de la Planificación Colaborativa y la Planificación Pull. Es muy útil para todos los compañeros y sobre todo para aquellos que representan roles de jefe de obra o jefe de producción, que normalmente son los que dirigen y gestionan la aplicación de este sistema a pie de obra.

  1. En todas partes se oye hablar del software BIM. ¿Existe suficiente formación y conocimiento entre los arquitectos técnicos? ¿Cómo podría mejorarse?

Cada vez hay mayor formación y conocimiento de esta metodología. Hace muy pocos años casi nadie había oído hablar de BIM y ahora mismo ya son muchos los arquitectos técnicos, aparejadores y otros expertos que trabajan de forma continua con ella. Esta tecnología ha supuesto también la creación de puestos de trabajo y una mayor formación para los profesionales. Quien se adentra dentro de esta metodología no vuelve a los procedimientos anteriores.

No podemos olvidar que BIM aporta un gran valor en toda la cadena de construcción y uso de los edificios, desde su proyecto, pasando por la ejecución y uso, hasta el mantenimiento. Sus mayores beneficios son la comunicación entre los diferentes actores evitando de esta manera los errores de proyecto visibles en el momento de ejecución, y por lo tanto reducción del tiempo en esta fase, pero sobre todo la disposición de toda la información del modelo, partiendo desde los datos básicos de un proyecto arquitectónico hasta datos para la evaluación medioambiental de un edificio.

  1. Uno de los problemas a los que se enfrenta hoy el sector de la construcción es la falta de colocadores e instaladores, ya que muchos jóvenes no ven atractivas estas salidas laborales. ¿Cómo cree que puede revertirse esta situación?

Es un subsector fundamental. El mejor sistema o solución, mal instalado, no será eficiente ni válido. Desde el CGATE damos una gran importancia al reconocimiento profesional del instalador en edificación porque favorece a todos los estratos del sector de la construcción, sin efectos adversos en ninguno.

Este reconocimiento es fundamental para revertir esta situación y que, de forma añadida, se aumente la calidad del sector, se garantice el cumplimiento de la normativa y se genere empleo estable y de calidad.

Hay que trabajar en una formación que cualifique a estos profesionales de forma continua, incluso cuando ya están trabajando. Sobre todo es fundamental exigir requisitos de cualificación y experiencia de los instaladores que vayan a participar en una obra.

  1. El gran reto de la construcción es la adaptación del parque edificatorio español a la nueva normativa europea en materia de sostenibilidad. ¿Cree que se están haciendo suficientes esfuerzos para paliar los efectos que la edificación tiene sobre el cambio climático?

Con sinceridad debo responder que no. Los esfuerzos han aumentado pero no son, ni mucho menos, suficientes. No nos gusta ser alarmistas, pero en materia de cambio climático lo que no hagamos ahora, no vamos a poder hacerlo en un futuro. Tenemos sólo unos años para revertir la situación actual y es tiempo de actuar.

El dato es conocido. Por sí solos los edificios (viviendas, hospitales, oficinas, centros comerciales) consumen el 40% del total de la energía y emiten otro tanto de emisiones contaminantes. La solución pasa por el fomento de la rehabilitación energética de edificios con criterios de eficiencia y sostenibilidad. Permítame hacerle el símil sanitario. ¿Alguien se plantearía seguir con los estándares de la medicina o cirugía de los años 70 del siglo pasado?

  1. Para terminar, queremos preguntarle cuál es hoy el papel de los colegios profesionales de arquitectos técnicos, en relación con la profesión y con la sociedad.

Existen cincuenta y cinco Colegios de Aparejadores y Arquitectos Técnicos, distribuidos por toda la geografía nacional y que representan a más de 50.000 Arquitectos Técnicos Colegiados. Cada uno de estos Colegios Profesionales representa a la profesión en su demarcación territorial.

Uno de sus servicios fundamentales es la formación continua, con cursos y jornadas gracias a los cuales los colegiados puedan mantener un elevado nivel de capacitación profesional y competitividad en el desempeño de su actividad. Estamos en proceso de implantación de un sistema de desarrollo profesional continuo que mostrará, avalado por el CGATE, el “Profesional Passport” de cada Arquitecto Técnico que así lo demande, como aval a su compromiso con las mejores prácticas y calidad de sus servicios.

De cara a la sociedad los Colegios Profesionales son instituciones indispensables para poner en valor la utilidad de los profesionales que desempeñan nuestra profesión y los grandes beneficios que reportan a la sociedad con el buen desempeño de su trabajo. Son en definitiva una garantía para el consumidor.

BOLETÍN ELECTRÓNICO

Suscríbase aquí GRATIS y reciba todos los meses en su correo electrónico el boletín de noticias de Hispalyt.

  • Exposición productos
  • Objetos BIM
  • Banner Foro 2018-2019